Iluminación

LA ILUMINACIÓN

 

 

    El funcionamiento del sistema de frenado es fundamental, eso explica porqué en el cuadro de control técnico, las fallas deben ser sometidas a un examen post-reparación. El sistema de frenado tiene la función de permitir la disminución de la velocidad y el detenimiento del automóvil en forma óptima. De allí, la necesidad de que el sistema de frenado funcione perfectamente.

 

 

OBSERVE FRENTE A SU VEHÍCULO

1. La presencia de impactos o fiuras
Consecuencias:
- Pérdida de luminosidad
- Riesgo de deslumbramiento
- Pérdida de visibilidad
-> Cambie el piloto o el faro.

 

2. Si el espejo está deslustrado u oxidado (el bloque no es hermético)
Consecuencias:
- Pérdida de luminosidad importante.
- Pérdida de visibilidad.
-> Cambie el faro.

 

3. La ausencia de número de Homologación
Consecuencias:
- Ilegalidad respecto a la legislación
- La seguridad ya no está garantizada.
-> Cambie el piloto o el faro.

 

Si su vehículo está cargado, no olvide modificar el reglaje del corrector (las indicaciones figuran en el manual de mantenimiento del constructor).
Tenga siempre en su vehículo un trapo para limpiar los faros: Un faro sucio puede disminuir la potencia de su iluminación en un 30%.

 

 

CONTROLE:

1 -Las fijaciones y el sistema de reglaje
Si hay defectos:
- Riesgo de deslumbramiento
- Pérdida de luminosidad
- Fatiga del conductor
-> Apriete o cambie las fijaciones.

2- El funcionamiento de las lámparas
Si hay defectos:
- Pérdida de luminosidad.
- Pérdida de visibilidad.
-> Cambie las lámparas.

3- El reglaje de sus faros
Si hay defectos:
- Desajuste de 1º hacia arriba: deslumbramiento multiplicado por 20
- Desajuste de 1º hacia abajo: pérdida de visibilidad de 30 m
-> Regule sus faros una vez por año.

ATENCION: Las lámparas se gastan naturalmente:
- Haga verificar sistemáticamente las lámparas en las revisiones técnicas
- Cambie las lámparas de los faros cada 50.000 km o cada dos años y siempre por pares
- Siempre debe tener una caja auxiliar completa en su guantera La legislación, a través de la inspección técnica, exige actualmente un perfecto estado de las luces y de la señalización del vehículo.