Explorar para el mañana

Explorar para el mañana

 

   Preparar un mundo más limpio
Convencido de que el control del efecto invernadero es el mayor reto ecológico que enfrentarán las generaciones futuras, Peugeot asume su parte de responsabilidad dentro de este desafío ambiental. Peugeot aleja incesantemente los limites de la investigación y de la tecnología para imaginar y concebir nuevos modos de propulsión, cada vez más respetuosos del Medio Ambiente.
 

La batería de combustible: Una fuente de energía prometedora

Muy rendidora, silenciosa y sobre todo poco contaminante, la batería de combustible (PAC) parece ser la fuente de energía de los vehículos del futuro. Su primicia: trasformar la energía química de un combustible, el hidrógeno, en energía eléctrica.
Esos vehículos entran así en la categoría de los «vehículos eléctricos con prolongación de autonomía» o «range extender ». La energía originada del hidrógeno viene a completar la energía eléctrica de las baterías.
 
La tecnología de la batería de combustible (PAC) participa en la reducción de las emisiones de CO2 y por ende, en el control del efecto invernadero: la batería sólo rechaza un poco de calor y de agua. Además, gracias al silencio de los vehículos PAC y a la supresión de las emisiones contaminantes locales, la PAC contribuye a mejorar la calidad de vida en la ciudad.
En el futuro, la batería de combustible y el hidrógeno podrían representar un vector de energía alternativa de gran potencial.
Peugeot ha emprendido un proceso de investigación de soluciones pragmáticas y en estos últimos años ha presentado varios ejemplos específicos: Peugeot Taxi PAC, Peugeot H2O y «Quark».
 

UDC

Detenerse, acelerar en los embotellamientos, acelerar para pasar el semáforo antes de que se ponga en rojo, estancarse en el tráfico. Todo eso hace que el consumo de gasolina se incremente y con ello se incrementa también la contaminación atmosférica.
 
El Urban Drive Control (UDC) regula la velocidad del auto para que pase la mayor cantidad de semáforos verdes, calcula la distancia de seguridad adecuada, mantiene el vehículo a velocidad constante en carretera. Un tráfico más fluido, una velocidad controlada en la ciudad y en otros ámbitos, un consumo reducido.
 

Los Concept Cars

H2O

H2O no es solamente un vehículo de intervención de bomberos futurista. H2O produce electricidad y agua gracias a la tecnología de la batería de combustible.
Debajo de la apariencia lúdica y dinámica de este vehículo de control de incendios, se disimula un modo de propulsión muy innovador. H2O, construido sobre una base de Partner Electric, utiliza la batería de combustible como fuente de energía a bordo.
En este campo, H2O dispone de una innovación importante: el hidrógeno es producido en tiempo real, en función de las necesidades del sistema, lo que permite librarse de las limitaciones ligadas al almacenamiento del hidrógeno bajo presión.
 

Quark

Virando hacia el futuro y el Medio Ambiente, «Quark» es el primer vehículo en involucrarse de cerca con la tecnología de la batería de combustible.
La realización del vehículo y las tecnologías utilizadas en este concept car fueron guiadas por diferentes temas como el almacenamiento del hidrógeno, la facilidad de abastecimiento, la autonomía y el uso cotidiano.
La voluntad de simplificación y de miniaturización de la tecnología de la batería de combustible resultó en un vehículo pequeño, con clase, high-tech y diferente.
  
 

Operación Carbono

Relevar el desafío: el Pozo de Carbono Peugeot

Proyecto piloto y prototipo viviente, el Pozo de Carbono Peugeot pone en práctica un concepto, hasta ahora teórico, sobre las vías y los medios a usar para llegar a un control eficaz del aumento del efecto invernadero. Este dispositivo, en proceso de realización, es otra acción concreta iniciada por Peugeot y sus socios, compartida por el público y la comunidad científica internacional.
 
 

Actuar- Peugeot en la Iniciativa de la Operación Carbono

Operación Carbono

Para Peugeot el pozo de carbono en el Amazonas completa la estructura de su dispositivo ambiental en materia de control de las emisiones de gas con efecto invernadero, con un dispositivo innovador en su espíritu y audaz en su arranque. El proyecto está ejecutado por la ONF (Oficina Forestal Nacional) vía su filial brasileña y en conjunto con una ONG franco-brasileña, Pro-Natura, la cual se encarga de asesorarla en materia de integración local. Con la realización de este proyecto, Peugeot quiere aportar su contribución al conocimiento científico de los ecosistemas forestales y demostrar la factibilidad y la pertinencia de los pozos de carbono como complemento de las requeridas reducciones de las emisiones de gas con efecto invernadero desde su origen.
 
 

Hechos y Números

Situación: Amazonas, comunidades de Juruela & Cotrigaçu (Noreste del Estado de Mato Grosso, Brasil)
 
Superficie: Fazenda Sao-Nicolau (10 000 hectáreas), Viveros de Juruela (3 hectáreas)
 
    Objetivos:
-Retener 2 millones de toneladas de carbono o sea 7.32 millones de toneladas de CO2.
-Promover la biodiversidad trabajando con más de 30 especies nativas.
-Asegurar una integración al tejido socioeconómico local (desarrollo sustentable)
Empleos creados: 100 empleos temporales.
Financiamiento: 10 millones de euros.
 

Emprender

Activar los pozos

La Operación Carbono, iniciada por Peugeot, habla de la necesidad de una acción prioritaria desde el origen de las emisiones de gas con efecto invernadero (CO2, metanol etc.) y de la explotación de todos los modos de almacenamiento del CO2.
El bosque en crecimiento constituye en sí sólo una fantástica maquina para almacenar el CO2. La Operación Carbono consiste en lo siguiente:
 
-Llevar a cabo una reforestación de gran amplitud con la vocación de retención de carbono en terreno deteriorado, asegurando la regeneración de la biodiversidad.
-Medir la eficacia del ecosistema así creado en términos de absorción de CO2.
 
 
 
El objetivo global de la retención del carbono se eleva a dos millones de toneladas.
Este proyecto se extiende a lo largo de unos 100 años, tiempo necesario para que se regenere un ecosistema suficientemente balanceado, estable y cercano al que existía en el sitio del proyecto. 

Este objetivo va de la mano con dos objetivos de desarrollo local y de promoción de la biodiversidad: la continuidad en el futuro de este dispositivo pasa por una integración armoniosa al tejido socioeconómico de la región.