1935-1945

 

1935-1945 

 
 
La década del 30 trajo muchos cambios, entre los que destacan la incorporación del diseño y las líneas estéticas a los automóviles. Peugeot reaccionó a tiempo ante esta circunstancia y presentó su nueva serie 2.

En el Salón de París de 1935 fue presentado el primer vehículo de esta serie, el 402. Era un coche largo (4, 85 m.), potente (incorporaba un motor de 4 cilindros en
línea de 1991 cm3 y 55 C.V.) y lujoso (capots abatibles), con una silueta inconfundible. Y en el Salón de 1936 Peugeot presentó el 302 con un motor de 4 cilindros de 1758 cm3 y 43 C.V.

Las técnicas de fabricación de la carrocería evolucionaron hacia el modelo totalmente de acero. Desapareció el estribo y los faros se colocaron detrás de la rejilla del radiador, hecho que confería formas todavía más fluidas. A la elegancia de su carrocería denominada "Fuseau de Sochaux" (Cohete de Sochaux), se añadieron prestaciones seductoras y dos cualidades tradicionales de Peugeot: el mantenimiento económico y la robustez.

Cuando empezó la contienda militar de la Segunda Guerra Mundial, en la que fueron requisadas decenas de miles de vehículos particulares, los oficiales -particularmente los de aire- intentaron bajo todos los medios que les fueran asignados un 402 BL (con techo fijo) o un exclusivo Cabriolet.
 

En febrero de 1938 se presentó el modelo más pequeño de la serie 2 el 202. Era impulsado por un motor de 4 cilindros de 1133 cm3 y 30 C.V. que le permitía alcanzar los 100 km/h. Sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y además se produjeron versiones berlina, cabriolet y break.